- <

PRIMERA DIVISIÓN

Jornada 11

Osasuna    3-2 Fs García    
ElPozo     9-1 Gran Canaria     
S.10 Zaragoza    3-2 Inter M.     
Barcelona     4-0 Levante   
Segovia     - Palma     
Cartagena    - Santiago    
Jaén   - Peñíscola     
OParrulo   - Ribera Navarra     

El Ibarra sigue acumulando registros positivos en todas las salidas acumuladas hasta la fecha. En la tarde de ayer, para mantener el cartel de invicto a domicilio, debió imponerse en la dificilísima cancha del Gimnastica Construcciones Cobo, un equipo que acumula en sus filas tanta calidad como experiencia, lo que dota al triunfo cosechado por los de Alfredo Hualde de un brillo especial.

En líneas generales, la primera parte fue de ligero dominio morado. Los de Alfredo se mostraron solventes a la hora de leer la defensa mixta y presionante que planteaba el equipo local. El Cobo por su parte, llevaba peligro a la portería de Zuhaitz con disparos de media distancia que no llegaban a inquietar al meta ibartarra. Como cabría esperar, trasladar esta superioridad al marcador no fue tarea fácil. Y eso que el primer tanto visitante no tardó en llegar. No se habían cumplido los primeros 5 minutos de juego y la conexión Carlosena ponía por delante al Lauburu. En un saque de esquina ejecutado por el mayor de los ezkaroztarras, el balón le llegaba a Oihan, tras valerse de un gran bloqueo de Igor Echarri. El pequeño de los Carlosena remató en una posición muy forzada, lo que no le impidió perforar la portería de Isaac, sacando a relucir nuevamente, su capacidad innata para el remate.

El gol le sentó muy bien al Ibarra, que desde entonces hasta el final de la primera mitad rondó en varias ocasiones la meta local. El Cobo por su parte supo mantenerse en el partido a base de oficio. El conjunto cántabro se desenvuelve bien en todas las facetas del juego y logró contrarrestar este dominio juntando sus líneas y confiando en la calidad de sus hombres de ataque. Las dos ocasiones más claras para el bando morado estuvieron en los pies de Xabi Arranz, que volvió a completar rotaciones de mucha calidad, e Igor Echarri, que no pudo conectar un remate en el segundo palo. Sin embargo, la primera parte finalizó con un gran susto para los morados, pues a falta de 0,6 segundos para la finalización, Alberto estuvo a punto de conseguir el empate, llegando a rematar libre de marca un balón franco. Afortunadamente para los intereses ibartarras, su remate se marchó alto y los del Alfredo pudieron llegar al descanso por delante.

La vuelta del intermedio deparó un cambio sustancial de escenario. El cuadro local salió más enchufado que el Lauburu  y su empuje pronto provocó que los piparreros comenzaran a defender demasiado cerca de su meta. Otra de las señas de identidad del cuadro local es su capacidad de ganar los balones divididos, virtud que se vio reflejada en este arranque del segundo acto, pues las disputas individuales se veían casi siempre saldadas a favor de los cántabros. Cuando parecía que los peores minutos habían pasado, una falta de entendimiento en la puesta en juego entre Andoni Carlosena y Zuhaitz, tras una gran parada de éste, propició que el balón se le quedara franco a Saul, que con un punterazo puso el empate en el luminoso.

El gol de la igualada espoleó a los locales, que casi acto seguido dispusieron de dos ocasiones claras. En una de ellas Zuhaitz hizo la parada del partido, sacando una mano inverosímil ante un disparo de Kike, que para aquel entonces era el jugador más peligroso del Cobo. En la otra fue Zumeta quien sacó bajo palos, de manera acrobática, un remate de Alberto que se colaba en la meta piparrera.

Ahí precisamente estuvo la reacción y el mérito de la cuadrilla ibartarra. Cuando peor pintaban las cosas y ante un rival de la capacidad del Cobo, los morados se hicieron fuertes en torno al balón, demostraron carácter y ganas de ir a por el partido y el panorama cambio nuevamente. El Ibarra mejoró en la circulación y volvió a disponer de varias ocasiones a través de Oihan e Igor Echarri. El peligro de los locales se redujo entonces a las acciones de Kike, que con su gran golpeo se bastaba para generar peligro. Pero la sensación era que el Ibarra podía llevarse la victoria. El gol que allanó este camino fue una obra maestra a nivel colectivo y de finalización. Un robo de balón de igor Echarri y Aitzol, facilitó una combinación con Dani que habilitó la llegada de Aitzol desde segunda línea. El capitán ibartarra le cedió el balón a Zumeta, que con maestría picó el balón ante la salida de Isaac para firmar un auténtico golazo.

Como era de esperar, quedaba mucho por sufrir en los 4 minutos largos que restaban de partido. El Cobo puso pronto en cancha el juego de 5. Sin embargo, los de Alfredo se mostraron mucho más seguros en la defensa de esta circunstancia que el sábado pasado, evidenciando el trabajo realizado durante la semana. Pese a la calidad de los cántabros, no llegaron a producirse ocasiones claras de gol, y el peligro se limitó a varios balones divididos que rondaron el área ibartarra. Así pues, con mucho sufrimiento por lo incierto del resultado, se llegó al final de este trepidante partido con la satisfacción de haber amarrado una victoria importantísima. (Prensa Ibarra)

GIMNASTICA C. COBO: Isaac, Imanol, Kike, David S. y David Blanco-cinco inicial-, Ricardo, Víctor, Alberto y Saúl.

LAUBURU IBARRA: Zuhaitz, Andoni Aguirrezabala, Dani, Aitzol y Oihan-cinco inicial-,  Igor Echarri, Andoni Zumeta,  Beñat, Andoni Carlosena, Xabi Arranz y Agus.

GOLES: 0-1, Oihan (5´).1-1, Saúl (24´) y 1-2, Andoni Zumeta (35’)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar