- <

PRIMERA DIVISIÓN

Jornada 16

Levante    - Gran Canaria    
S.10 Zaragoza    - Segovia     
ElPozo    - OParrulo     
Cartagena     - Futsal García   
Barcelona     - Ribera Navarra     
Peñiscola    - Inter M.    
Jaén   - Palma    
Santiago   Osasuna     

Sin hacer su mejor partido de la temporada, ni desarrollar un juego excesivamente brillante, el  Lauburu Ibarra salvó uno de los obstáculos más difíciles de esta Segunda División B. De la manera más dulce posible, atacando de 5 con empate en el marcador, los de Alfredo Hualde salieron victoriosos gracias a un gol de Andoni Carlosena a falta de 4 segundos.

 Como se podía prever, el San Juan entró al partido con una intensidad elevadísima. Llevando sus líneas hasta las inmediaciones del área ibartarra, los de Iker Bizkai le metían una marcha más al partido, lo que conseguía maniatar en gran medida el juego de ataque del Lauburu. Gracias a esta defensa adelantada, los locales lograron provocar pérdidas de balón a los morados, que se convertían en transiciones peligrosas hacia la meta de Zuhaitz. El Lauburu por su parte, conseguía generar peligro cuando encontraba la posibilidad de elaborar jugadas de estrategia​ ​a​ ​balón​ ​parado. 

El San Juan se adelantó cumplidos los 5 minutos de juego. Julen Eseverri iniciaba una jugada en banda que finalizaba con un potente disparo que Zuhaitz desvió en primera instancia. Sin embargo,​ ​el​ ​rechace​ ​le​ ​cayó​ ​a​ ​Julen​ ​Luis,​ ​que​ ​acertó​ ​a​ ​marcar​ ​en​ ​boca​ ​de​ ​gol. 

Este tanto no supuso un cambio sustancial de escenario. Los locales continuaron apretando arriba, mientras que el Lauburu se esforzaba por desarrollar su juego de 4. No estuvieron excesivamente finos en este apartado los piparreros en este primer tiempo, lo que redujo su bagaje de ataque a varios disparos de Oihan, que el meta navarro resolvió con acierto, y una  jugada individual de Zumeta, quien picó el balón ante la salida del portero y el esférico se  marchó rozando el poste. Así se llegó al descanso, con 1-0 en el marcador y la sensación de  que​ ​se​ ​podía​ ​y​ ​debía​ ​mejorar​ ​en​ ​el​ ​segundo​ ​acto. 

La segunda mitad, sin embargo, no comenzó bien para los piparreros. Los de Alfredo parecían  sucumbir a las prisas y abusaban de querer meter balones largos a la espalda de la defensa  navarra. Las ideas parecían estar claras pero la ejecución no acompañaba. Entre tanto llegó un nueo jarro de agua fría para los ibartarras, pues Julen Eseverri ampliaba distancias tras cazar una diagonal que se quedaba corta y enfilar la meta de Zuhaitz. Su balón al segundo palo  pegaba​ ​en​ ​Andoni​ ​Carlosena​ ​y​ ​se​ ​introducía​ ​en​ ​la​ ​portería​ ​morada. 

Dos goles de desventaja en una cancha como la de San Juan, bien podrían haber supuesto u  escollo imposible de superar para cualquier equipo. No fue así, no obstante, para este equipo que parece imposible de someter. Los morados continuaron intentándolo de todas la  maneras posibles. Oihan, que asumió gran parte del peso del ataque piparrero, conectó dos  buenos​ ​disparos​ ​que​ ​obligaron​ ​a​ ​Iñigo​ ​a​ ​intervenir​ ​con​ ​acierto.

Nada pudo hacer el meta local, no obstante, en la acción que supuso el 2-1. Fue una bonita combinación de juego directo, en la que Javi Saldise terminó por meter un preciso pase largo a Zumeta, que con maestría y de primeras introdujo el balón en la portería sanjuandarra. Bonito gol el del tolosarra, que llenó de esperanza a la cuadrilla piparrera. Quedaban 4 minutos y la sensación​ ​era​ ​que​ ​se​ ​podía​ ​luchar​ ​por​ ​el​ ​partido. 

Ese convencimiento fue el gran mérito del Lauburu en la tarde de ayer. Sin dar su mejor versión, los de Alfredo supieron exigirse y auto-convencerse de que se podía. Y vaya si se pudo. Tras una gran parada de Zuhaitz con el 2-1 en el marcador, llegó el empate, cuando los morados ya estaban con portero-jugador en la pista. La jugada fue prácticamente en su  totalidad de Oihan, quien tras un bonito recorte se acomodaba el balón a su pierna izquierda y batía a iñigo desde 10 metros con un gran disparo. 2-2 en el marcador con algo más de 2 minutos por jugarse. La pregunta de qué harían los de Alfredo Hualde en ese momento está de                 más,​ ​como​ ​así​ ​se​ ​demostró.

En un arranque de autoconfianza digno de elogio, los morados continuaron jugando de 5. Esta osadía, que ya supone un premio a la identidad en sí misma, encontró el premio tangible en la  tarde de ayer. En una circulación armada con paciencia en la que participaron Igor Echarri, Andoni Aguirrezabala, Oihan, Andoni Carlosena y Saldise, este último recibía el balón en la esquina y conseguía colar el esférico en dirección al segundo palo. Ahí apareció Andoni Carlosena, para rematar a gol y llevar el delirio a la afición piparrera que se desplazó hasta  Iruña. Quedaban 4 segundos en los que no hubo tiempo para más. El Ibarra obtenía la victoria con el trabajo de todos. Triunfo que los jugadores quisieron compartir y dedicar a Iraitz, que no pudo estar presente a última hora y con Dani, que se resintió de su lesión en​ ​el​ ​calentamiento​ ​y​ ​no​ ​pudo​ ​participar.   (Prensa Ibarra)

A.D.​ ​SAN​ ​JUAN: ​Iñigo,​ ​Julen​ ​Eseverri,​ ​Julen​ ​Luis,​ ​Jon​ ​y​ ​Santiago-cinco inicial-, ​ ​Guiller,​ ​Mikel,​ ​Asier,​ ​Javier​ ​y​ ​Roman.  

LAUBURU IBARRA: ​Zuhaitz, Andoni Aguirrezabala, Aitzol, Andoni Carlosena  y  Javi Saldise-cinco inicial-,  ​Oihan, Zumeta, Igor Echarri, Garmen, Dani y   Beñat.

GOLES;   1-0​ ​MIN​ ​5​ ​Julen​ ​L.  2-0​ ​MIN​ ​32​ ​Julen​ ​E.  2-1​ ​MIN​ ​36​ ​Zumeta  2-2​ ​MIN​ ​38​ ​Oihan  2-3​ ​MIN​ ​40​ ​Andoni​ ​​ ​

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar