- <

PRIMERA DIVISIÓN

Play off Título

Inter    6-1 Jaén    
Barcelona    - ElPozo     
      
      
     
      

La Liga en Segunda División no se detiene y prácticamente solo se pueden celebrar los triunfos durante el fin de semana. A la siguiente semana toca hacer un cambio de chip y diseñar el patrón de juego más productivo teniendo en cuenta al rival que haya enfrente. El Prone Lugo, penúltimo clasificado con 7 puntos, se convierte en una piedra de toque incómoda en el trayecto lejos del suelo antequerano.

Este sábado 20 de enero, a las 18.00 horas, el Palacio Municipal de Deportes de la localidad lucense alberga la disputa de tres puntos muy significativos en lo referente a la clasificación.

Una jornada más, la escuadra universitaria prosigue su lucha por proteger una de las posiciones de play-off, lo que impide cualquier concesión o descuido en una cita en la que debe salir vencedora. La gran equidad en Liga requiere salir a cada escenario con el convencimiento suficiente para representar a la perfección el papel de juego asignado por el entrenador. Manuel Luiggi Carrasco, Moli, tiene marcado el choque de ida como un precedente bastante relevante. El conjunto gallego salió derrotado (4-2) sin dejar una mala imagen, todo lo contrario, gozó de situaciones en las que discutió la autoridad local. A un adversario necesitado de salir de una racha negativa no se le puede subestimar y, conociendo sus puntos fuertes, mayor empeño requiere la consecución del objetivo establecido.   

La brillante actuación del cuadro verde necesita aún más recorrido y no quedarse como un estreno del 2018 lleno de buenas sensaciones. “Volvimos a coger el camino de lo que era competir en condiciones, no cómo lo hicimos en los últimos encuentros. El equipo estuvo a la altura de las circunstancias con un rival muy importante y que sin duda va a estar luchando por el play-off. La condición que nos impusimos, después de las vacaciones, fue la de demostrar que estábamos enchufados, se ganó el partido y espero que sigamos con la misma actitud, compromiso y concentración en las próximas citas”, admite el míster malagueño.

Moli transmite a sus jugadores que nunca renuncien a afrontar todos los compromisos creyendo en sus posibilidades, intensos y concentrados. “Nunca garantizo que haciendo esto vamos a ganar, pero sí se lo ponemos difícil a los rivales, estaremos en un tanto por ciento elevado de llevarnos el triunfo. Esto es un deporte y, a veces, no porque uno trabaje más o esté en mejor momento, van a salir las cosas. Tenemos que conservar lo que hicimos bien el otro día y durante toda la primera vuelta. Si queremos optar a lo máximo que es estar arriba, por lo menos entre los cinco primeros para poder competir en la fase de ascenso, no tenemos otro remedio. Hay mucha competitividad e igualdad. Los primeros clasificados pierden o empatan, les restamos puntos, pero es que los de abajo van subiendo también. Lo que tenemos que hacer es ganar y los demás que hagan lo suyo”. 

Lugo no es una tierra de gratos recuerdos. Los de Manuel Vázquez lograron sacar un empate (1-1) en el ejercicio anterior y tomaron nota en su misión de erradicar seis derrotas consecutivas. Si son capaces de cortar el ritmo del duelo, parten con más opciones de imponer su estilo. “Un partido trampa en el que hay que hablar mucho con los jugadores y tenerlos enchufados, porque a priori si miras el calendario, compruebas que te toca un equipo en descenso y entonces te puedes relajar. Ellos van a dar todo lo que tienen para que los puntos se queden en casa y tenemos que ir con esa mentalidad, sabiendo lo que nos vamos a encontrar, un rival difícil que en su pista pelea mucho. Si hacemos las cosas bien, seguro que tendremos opciones de triunfo”, apunta el técnico.  (Prensa Antequera)

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar