-

PRIMERA DIVISIÓN

Jornada 1

Palma    1-2   Levante    
S. 10 Zaragoza    4-4 Peñíscola    
Ribera Navarra    1-4 Inter    
Córdoba 1-0 Osasuna   
Jaén 3-3 Valdepeñas   
Oparrulo     3-2 ElPozo   
Burela    1-2 Santa Coloma    
Cartagena   3-7 Barcelona    
      

La espera terminó. El sábado se inaugurará el curso 2019-20. El UMA Antequera regresa a Segunda División con la ilusión de tomarle el pulso cuanto antes a la categoría de plata para convertirse en un aspirante a pelear hasta el final por el ascenso a la élite nacional. Una vez más, en las oficinas de la entidad malagueña tocó reinventarse en la planificación de la plantilla ante la baja de jugadores que intentaron lograr la permanencia en Primera.

Manuel Luiggi Carrasco, Moli, apostó por mantener buena parte del bloque con el que viene trabajando en los últimos años, acudió al mercado en busca de varios refuerzos de nivel, cerró la continuidad de un jugador de la talla de Alvarito y abrió hueco a cuatro destacados canteranos del filial en edad aún juvenil. Con todos esos mimbres inició la pretemporada el pasado 12 de agosto.

Moli hace balance de una pretemporada de menos a más. “Ha sido positivo porque los jugadores captan el mensaje de los entrenamientos, tanto en la estrategia con Tete como en el trabajo de juego, sistemas y defensa. Ahora toca mirar hacia la Liga. Ha sido una buena pretemporada en resultados y juego. Los marcadores que hemos conseguido, están ahí, pero no los tenemos que tener en cuenta. Podemos ser campeones en la fase de preparación, aunque lo que a mí me interesa es ser campeón de otra cosa, en Liga, y nos lo van a poner muy complicado”.

Volver a empezar no es nada nuevo en el cuadro antequerano. Durante las semanas previas al estreno de la temporada oficial en Talavera, la labor de potenciar a la nueva escuadra se ha juntado con la adaptación de los nuevos fichajes y los canteranos del filial seleccionados a ayudar al primer equipo. “Lo positivo es que tenemos cuatro chicos de la cantera, aún en edad juvenil, que están pidiendo paso y así lo han demostrado siendo como uno más a lo largo de la pretemporada. Tenemos una plantilla corta de 13 jugadores y, en el momento que haya una lesión como hemos tenido tocados en los últimos partidos a Javi Amorós o Alvarito, ahí están los chicos”, indica Moli.

A las puertas del curso 2019-20, la experiencia de los ascensos y descensos de este último ciclo competitivo en el plantel verde ayuda a focalizar los esfuerzos en ir partido a partido con la intención de ocupar una plaza en la parte alta ante la dificultad de subir de categoría por la entidad de los equipos que aspirar a ese importante objetivo. Nadie mejor que la voz del preparador malagueño para transmitir confianza e ilusión a su vestuario. “No voy a cambiar mi forma de trabajar. El mensaje a los jugadores es el de formar un equipo compacto en el que seamos una familia competitiva, que haya solidaridad entre los compañeros y mucha unión. Hay que darse mucho cariño porque debemos tener el orgullo de pertenencia, lo estamos demostrando y eso muchas veces, sin necesidad de tener muchos nombres, es la clave del éxito”. (Prensa Antequera).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar