- <

PRIMERA DIVISIÓN

Jornada 28

Santiago Fs    3-8 Barcelona    
Futsal García    3-6 O Parrulo     
Segovia Futsal    5-8 Osasuna     
M. Inter    4-5 Jaén     
Palma Futsal     4-1 ElPozo   
Peñiscola    1-0 Levante    
Ribera Navarra   3-2 S. 10. Zaragoza    
Gran Canaria   3 -6 Cartagena     

Este sábado, a partir de las 18:30, el Mengíbar recibirá en el pabellón Sebastián Moya Lorca la visita del Puertollano, un equipo que, a priori, parte como favorito gracias a los cinco puntos que lo separan de los mengibeños, y de ser quizá el único equipo que ha sido claramente superior en su enfrentamiento del partido de ida. Situado en una de las posiciones que da derecho al play off, la escuadra dirigída por Marlón Velasco

El Pescados Rubén Burela disputará mañana la jornada 26 de Segunda División  (Vista Alegre, 17.30 horas) con la visita de Manzanares, undécimo clasificado (31 puntos). La de mañana será la penúltima cita de liga en casa.  En palabras de Héctor Albadalejo “será un partido complicado porque Manzanares es un equipo muy organizado, sobre todo a nivel defensivo, y ha demostrado a lo largo de la competición que puede meter en dificultades a grandes equipos".

El Pescados Rubén Burela ha dado un gran paso en su pelea de play off ante un rival directo como Puertollano, con tres puntos que le otorgan la cuarta plaza (45 puntos), empatado con Antequera. Los compases iniciales fueron muy igualados entre dos equipos con buena presión y queriendo tener la pelota; el Pescados Rubén tomó ventaja con un disparo escorado de Hélder, en el minuto 12.

Un punto insuficiente. El UMA Antequera se quedó con un sabor amargo en la elaboración de una victoria necesaria delante de sus aficionados. Justo antes de entregar el resultado final se estropeó en una jugada desafortunada dentro del área. Un balón rebotado cayó en las piernas de Fran Peña que asistió a Ureña. Carlos Corredera añadió su toque de calidad con un gran gol, Fran Peña respondió en un certero cabezazo.

Primer duelo clave en suelo antequerano dentro de una recta final de temporada regular muy intensa que arranca con la visita de uno de los oponentes de la región andaluza.  El recorrido del UMA Antequera por la Segunda División fue de menos a más. El transcurso de las jornadas avivó la ilusión de una plantilla con ganas de repetir por segunda temporada consecutiva la participación en el play-off.

Tan sólo 1 punto le da ventaja al Pescados Rubén Burela (42 puntos) sobre su rival del sábado, el Puertollano,  que ocupa la sexta posición (41), en la 25ª jornada, otra final para los de Juanma Marrube. La cita será el sábado en el Antonio Rivilla (18.15 horas) y en palabras de Colacha, "afrontamos la semana con muchas ganas. Después del último partido, en casa, el optimismo ha vuelto al equipo con la gran victoria ante Antequera, rival directo".

Alejandro Pérez, conocido deportivamente como Álex, portero del Burela Pescados Rubén, será intervenido mañana en el Policlínico de la capital lucense para solucionar las molestias en su rodilla derecha que viene arrastrando desde el pasado mes de febrero y que le mantienen dede entonces alejado de las pistas de juego.

Intenso derbi el vivido en el Municipal de Manzanares entre dos equipos que llegaban al partido necesitados de puntos por distintos motivos y que acabaron por adjudicarse los locales que propusieron más que los hombres de Marlon Velasco en la segunda parte del encuentro.

Partido de sensaciones que comenzó con los dos equipos repartiéndose las ocasiones y la posesión. El Elche esperaba atrás y el Mengíbar presionaba en tres cuartos de cancha.  En la primera parte los dos equipos tuvieron oportunidades para adelantarse en el marcador, las dos más claras fueron para el equipo local que estrelló el balón en el palo en un disparo de Tortu.

El Pescados Rubén Burela y Vista Alegre han dicho adiós a los fantasmas de las tres últimas jornadas recuperando las buenas sensaciones ante el UMA Antequera. Los de Juanma Marrube, que llegaron a disponer de ventaja de 3-0 en la primera parte, se impusieron con hambre de gol y mostrando su principal seña de identidad, la solvencia defensiva, frente a un rival con peligro en el juego de pívot y en estrategia.