> > >

Primera División

Primera jornada

FC Barcelona -Peñíscola
Antequera-Palma
Burela-Cartagena
R. Betis -Córdoba
Jaén -Inter
ElPozo -Valdepeñas
O Parrulo -S.10 Zaragoza
Levante -Osasuna
R. Navarra- Santa Coloma

El técnico español Willy Lapuente, entrenador del Sporting Locri, equipo de futbol sala de la división de honor femenina italiana y las jugadoras, también españolas, Beita Fernández, María Soto y Lioba Bazán, viven estos días una dura experiencia que está teniendo una amplia repercusión en los medios de comunicación de aquel país: el equipo está en el punto de mira de la mafia.
Todo comenzó, según relata estos días la prensa trasalpina y que ayer recogió en sus páginas 'El Mundo', cuando el presidente del club, Ferdinando Armani, recibió un anónimo a mediados del pasado mes de diciembre en el que se le exigía dejar el club si no quería sufrir las consecuencias. Posteriormente después otros dirigentes comenzaron a recibir amenazas en el mismo sentido. Una vez que el caso saltó a los medios de comunicación italianos, el Sporting Locri inició una campaña buscando apoyo la solidaridad al tiempo que la policía tomaba cartas en el asunto.

Locri, una localidad de 12.000 habitantes, se encuentra en la región de Calabria, cuna de la poderosa 'Ndrangheta, una importante red mafiosa.
Willy Lapuente y sus jugadoras viven en un hotel que años atrás fue confiscado a la mafia, y van a los entrenamientos al pabellón escoltadas por la policía. La Federación italiana y diversas personalidades del deporte y la política italiana han mostrado su solidaridad con el Sporting, mientras que el cuerpo técnico y la plantilla de jugadoras se muestran confusas ante una situación que las sobrepasa y esperan que pase la situación y puedan jugar al futbol sala tranquilamente y sin sobresaltos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar