.

PRIMERA DIVISIÓN

Jornada 11

ElPozo 3-1Manzanares (V)
Levante2-3Santra Coloma (V)
Noia-Xota (S)
Antequera-Córdoba (S)
R. Navarra-Inter (S)
Valdepeñas- Cartagena (S)
Jaén-Palma (S)
Barcelona-Betis (S)

Hay partidos que ni el más enrevesado y cruel de los guiones de cine puede predecir. La derrota que ha cosechado el Ribera Navarra en su visita al Valdepeñas es uno de ellos. Los naranjas, que compitieron a un nivel excepcional en un partido tan duro como mal dirigido por los colegiados, le habían dado la vuelta al 3-1 de los vinateros y afrontaban el último minuto con un marcador de 3-4 gracias al tanto de Anás. Lo que sucedió en los últimos 44 segundos no tiene

explicación sencilla. Los vinateros, poseedores de una gran plantilla, anotaron tres tantos en ese mínimo lapso de tiempo para hacerse con el primer triunfo de la temporada.

Los locales comenzaron empujando, y un larguero de Batería fue la ocasión más clara para los de David Ramos, que con el paso de los minutos vieron como el Ribera empezó a contener el dominio local e, incluso, a disfrutar de más balón.

Una primera mitad marcada por un arbitraje incomprensible y que colocó al Ribera con 5, siendo la última muy rigurosa, a 8:15 para el descanso. Un mundo. Por su parte, a los locales les señalaron la quinta a 6:43.

Los naranjas, con un Petry muy activo, intentaron adelantarse en el marcador, pero fueron los locales, por mediación de un zapatazo de Lazarevic tras un córner (min. 17), los que lo hicieron. Tras este golpe, de inmediato pudieron empatar los naranjas en una jugada de estrategia, pero el remate de Anás a pase de Pintinho no encontró portería.

Una ocasión que fue un pequeño espejismo, ya que el tanto hizo daño a los naranjas, que a punto estuvieron de recibir el segundo a 2:18 para el descanso, lo que hizo que Diego Ríos pidiera tiempo muerto.

Las cinco faltas seguían siendo una amenaza para ambos, pero sólo castigaron al Ribera, que vio como le señalaron la sexta, a Petry tras un balón dividido en el que fue al suelo ante Solano, a 1:25.

Batería, un especialista, no desperdició la ocasión y batió con habilidad a Adrián para poner el 2-0 antes del descanso.

Los naranjas salieron más valientes del paso por vestuarios y dominaron los primeros compases del reinicio, en el que Edu se hizo enorme. Primero le detuvo un zurdazo a Terry, y después achicó el espacio para que João no pudiera anotar en el rechace. Segundos después, le sacó unas grandes manos a Pintinho, cuyo disparo iba dirigido a la escuadra.

Los naranjas no cesaban en su intento, y encontraron la recompensa. Tras un saque de falta, João tocó el balón lo justo para dejárselo perfecto a Carlos Bartolomé, que envió un misil a la escuadra derecha de Edu, que esta vez no pudo hacer nada.

Un merecido premio para el Ribera, pero que volvió a saborearlo poco. En el 30', un disparo seco de Batería al palo corto puso el tercero para los locales, que en los instantes posteriores pudieron volver a anotar, pero Marcão y el palo lo evitaron.

Los naranjas quedaron tocados, pero pronto se recompusieron y volvieron a equilibrar la balanza y, poco después, a ponerla de su lado en un Virgen de la Cabeza tan entregado como siempre. João Miguel, en el 35', envió a la red un preciso balón de Terry tras un saque de falta para llenar de esperanza los corazones naranjas, que entraron en los últimos cinco minutos 3-2 abajo. Tras el tanto, los naranjas se lo creyeron y el empate tardó un minuto en llegar.

Tras una gran jugada colectiva, un pase de Pintinho dejó sólo a Terry ante Edu, al que batió con habilidad para poner la igualada en el 36'. Instantes después, en los últimos 75 segundos, se desató la locura. Valdepeñas salió de cinco y en la primera recuperación Marcão puso un larguísimo y preciso balón en el área vinatera, en la que apareció Anás para tocar el balón lo justo y anotar el 3-4.

Quedaban 75' y los naranjas habían hecho lo más difícil. Pero el final fue tremendo...y cruel. Lolo empató a falta de 44 segundos tras una buena jugada. El Ribera salió de cinco, pero la pelota duró poco. Los azules emprendieron un nuevo ataque de cinco y Lazarevic, a 12'' para el final, trazó una excepcional maniobra para anotar el quinto con la zurda.

En el último intento, los naranjas fueron con todo, pero una pérdida desembocó en el tanto de Bynho, casi sobre la bocina, que terminó de tirar por tierra las ilusiones naranjas. (Prensa Ribera Navarra).

 

VALDEPEÑAS:  Edu, Lolo, Nano, Batería y Solano-cinco inicial-, Lemine, Claudino, Lazarevic, Boyis y Bynho.

RIBERA NAVARRA: Marcão, Nacho, Pintinho, Terry y Petry-cinco inicial-, David, Espín, Carlos Bartolomé, Anás, Uge, João Miguel y Adrián.

GOLES: 1-0 Lazarevic (min. 17); 2-0 Batería (min. 19); 2-1 Carlos Bartolomé (min. 28); 3-1 Batería (min.30); 3-2 João Miguel (min. 35); 3-3 Terry (min. 36); 3-4 Anás (min. 39); 4-4 Lolo (min. 40); 5-4 Lazarevic (min. 40); 6-4 Bynho (min. 40).

ÁRBITROS: Carrillo Arroyo y Cordero Gallardo (Comité Andaluz). Amonestaron a los locales Bynho, Lemine, Batería, Nano y Edu; y a los jugadoresdel Ribera Anás, Pintinho, Héctor Gadea (preparador físico), Diego Ríos (Entrenador), Petry, Carlos Bartolomé, Uge, João y David.

PABELLÓN: Virgen de la Cabeza. Alrededor de 1.600 espectadores.

Utilizamos cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario.