.

>

Primera

Jornada 1

R. Navarra - ElPozo
Levante-Valdepeñas
Córdoba-Noia
Santa Coloma-Barça
Inter-Jaén
Manzanares-Palma
Cartagena-R. Betis
Antequera-Xota

No hay que ponerle excusa alguna a la derrota del Talavera ante un Calvià que, cual símil boxístico, a los puntos fue mejor. Supo sacar a relucir sus virtudes, de la misma manera que también esconder sus carencias y con esta combinación, unido a una gran actuación de su meta Rafa y también la colaboración de los postes (hasta cuatro veces estrellaron la bola en la madera los cerámicos) pudo llevarse los tres puntos en juego.

El equipo entrenado por Juanma Marrube entró dormido al encuentro y cuando despertó se vio por debajo en el marcador. Cumplidos los primeros cinco minutos de juego, en acción de banda, la pegaba Diogo Santos y con un poco de fortuna, pues la pelota tocaba en un jugador local, la bola le hacía un extraño a Álex Pérez y se colaba en el fondo de las mallas para subir el 0-1 al marcador.

Todavía restaban un mundo y quizá los posteriores cinco minutos fueron de lo mejorcito de los locales en todo el partido. Carlitos tomó las responsabilidades en ataque y tuvo hasta seis oportunidades de conseguir igualar la contienda y de las cuales tres se estrellaban en el travesaño. No se lo podía creer el mostoleño, que además se encontró con Rafa en las otras dos y con Leal salvando bajo palos con el meta batido.

El conjunto de Miquel Vidal además se cargaba de faltas, pues se ponía con cinco y los árbitros le perdonaban la segunda amarilla a Gordillo. Parecía que era cuestión de tiempo que el tanto del empate llegase, pero para ello los de Juanma Marrube necesitaban tener paciencia, estar tranquilos en la elaboración y tener la sangre fría en la definición, todo muy fácil desde la barrera pero…

La bombilla no estaba por encenderse, todo lo contrario que para el equipo visitante, que lo tenía tremendamente claro pues su verticalidad cada vez que cogía una bola hacía estragos en los cerámicos, quienes veían además cómo tanto Gordillo como Álex Naranjo eran un verdadero dolor de cabeza.

Precisamente uno de ellos, el toledano, pudo conseguir el 0-2 a los 14 minutos de juego después de que los árbitros pasaran por alto una clara falta sobre Buitre no señalada. El encuentro estaba raro, pues posteriormente a ello pasaría de ser un toma y daca en ambas áreas, con Álex Pérez y Rafa manteniendo a raya a sus rivales, a convertirse en la más absoluta nulidad y así, con dos amarillas a Porto y Buitre, acababa un primer acto en el que los colegiados le regalaron un segundo en el reloj a los baleares para ejecutar una falta cuando realmente restaba una décima en el marcador para el final. En fin, que tampoco la pareja arbitral desentonaba en este raro encuentro.

Tiempo de descanso, tiempo de aclarar ideas y tiempo para tratar de revertir una situación que volvió a repetirse en este segundo acto. También con cinco minutos de juego, quizá algún segundo menos por el reloj, cazaba al segundo palo Rubio un remate y Álex, aunque llegaba a tocar la bola lo hacía ya dentro de la portería. Subía el 0-2 al marcador y resoplaban los jugadores del Talavera.

Seguía quedando mucho pero no era el día. Con estas Manu Cebrián remataba a la madera, el cuarto poste de la tarde para el conjunto cerámico, quien por otro lado se libraba del tercer tanto en contra merced al paradón de Álex Pérez a remate a bocajarro de Álex Naranjo dentro del área.

Trató Juanma Marrube de buscar algo diferente y optó por Chencho para dar al equipo algo diferente hasta el momento. También a partir de ahí los visitantes optarían por dar un pasito atrás y ceder el protagonismo en el juego a los cerámicos, a los cuales la ansiedad de no conseguir el gol que les metiera en el encuentro los estaba matando vivos y el tiempo corría y corría.

Un halo de luz puso Javi Amorós a seis minutos para el final. Apareció el gol de la forma quizá más complicada con un zapatazo del futbolista alicantino que encontró el pasillo justo y necesario para que la pelota tocara en el poste y se alojara en la meta de un hasta el momento inmaculado Rafa.

La grada despertó y trató de subirse el equipo a la cresta de la ola. La tuvo Buitre en el 35’ salvando con un pie milagroso el meta y protestaron los rosados un posible penalti por mano de Rubio dentro del área que se quedó en eso, en posible. El Calvià, pese a su juventud, supo jugar con el ritmo del partido, lo enfrió y los continuos cambios de Juanma Marrube para atacar la defensa rival no surgían efecto, como tampoco el juego de cinco.

La última baza que tuvieron los locales murió con un par de intentonas de Adri Rivera en remates laterales bien respondidos por el meta. El Talavera acabó el encuentro cortocircuitado, sin esa frescura y esas ideas de partidos anteriores y encajando la primera derrota de la temporada como local. Lo bueno de esto, el propósito de enmienda y que en apenas unos días, el próximo martes, habrá una oportunidad para resarcirse en la cita aplazada en su día frente al UMA Antequera y que se disputará a partir de las 21:00 horas en el Primero de Mayo. (Prensa Talavera).

 

TALAVERA: Álex Pérez, Dani Montes, Porto, Javi Amorós y Anass-cinco inicial-, Carlitos, Chencho, Adri Rivera, Andrés, Buitre y Manu Cebrián.

CALVIÀ: Rafa, Diogo Santos, Sergi, Álex Naranjo y Gordillo-cinco inicial-, Leal, Miki, Rubio y De Juan.

GOLES: 0-1 (min. 5) Diogo Santos, 0-2 (min. 25) Rubio y 1-2 (min. 34) Javi Amorós.

ÁRBITROS: Francisco Javier Marazuela Hernando y Félix Daniel Miguel Velasco (Castilla y León). Amonestaron a los locales Álex Pérez, Porto, Carlitos, Chencho, Buitre, Manu Cebrián, Ángel Alarcón (delegado) y Gabri Hernández (segundo entrenador). Por parte visitante vio la amarilla Gordillo.

 

Utilizamos cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario.