.

PRIMERA DIVISIÓN

Jornada 17

Córdoba 2-5Barcelona (V)
Inter5-3Palma (V)
Santa Coloma2-2Jaén (V)
Cartagena4-2Xota (V)
Levante2-3Noia (S)
Manzanares2-2R. Betis
Antequera0-3ElPozo (S)
R.Navarra 6-4Valdepeñas (S)

Restaban poco menos de cinco minutos para final del encuentro y el Talavera iba un tanto abajo en el marcador, de hecho acababa de recibir el 1-2 por mediación de Javi y todo parecía perdido, incluso la esperanza por la permanencia en la categoría se derrumbaba cual castillo de naipes en otro de esos duelo que recordaba a otros del pasado como el del Calvià, O Parrulo Ferrol o más recientemente Alzira.

Pero ésta vez fue diferente, llamémoslo que el equipo fue maduro y no perdió la fe, llamémosle y que el destino otras veces caprichoso se puso por fin de nuestro lado, llamémosle, como decía el míster, que el fútbol sala le iba a dar una oportunidad al equipo talaverano y ésta se presentaba o llamémosle que desde ahí arriba alguien que tristemente esta semana nos dejaba, y por la cual se rindió un minuto de silencio, intercedió para cambiar la suerte del equipo.

Que cada uno se agarre a lo que quiera, pero lo que ocurrió es que en cuatro minutos el encuentro pasó de un 1-2 a un 4-2 que hacía justicia a lo visto hasta el momento sobre el 40x20, una cita que Juli Caamaño conseguía abrir con el 1-0 en una acción con recuperación de Adri Rivera, servicio hacia un Manu Cebrián que la ponía en banda a Juli Caamaño y latigazo a la red del hispano argentino para hacer el primero de la noche.

Por desgracia los pupilos de Juanma Marrube no supieron mantener su renta, de hecho parecían perder el ímpetu con el que arrancaron y pasado el ecuador de la primera mitad pagaron ese descenso de revoluciones con el 1-1 en un remate lateral que repelía Álex Pérez en primera instancia, la pelota le caía en la línea de penalti a Montero y este enviaba a la red para hacer el empate.

Y el gol dejó aún más espeso de ideas al conjunto talaverano ante un filial interista que jugaba sin presión. De hecho, un error en la salida de pelota casi lo convierte Alberto en el segundo de la noche para los de Antonio Fernández. Talavera estaba espesito de ideas y a falta de ello lo buscaba de disparos directos a media – larga distancia que eran repelidos por Mario Gómez. Se acababa la primera mitad con el 1-1, con los locales de blanquiazul y los visitantes de gris.

Y comenzaba el segundo acto con el Talavera de rosa, su color fetiche, y con el Inter ‘B’ de azul marino, su tercer uniforme. ¿El motivo? A criterio arbitral la dificultad a la hora de distinguir a los jugadores de ambos bandos durante los primeros 20 minutos de juego, una anécdota más en la historia de este equipo, que con las que ya ha pasado tiene para escribir un libro.

Volviendo al partido, los de Alcalá de Henares le metieron una marcha más que obligó a Álex Pérez a alcanzar su mejor versión firmando paradones como los que le hizo a Jon nada más arrancar el segundo tiempo. Por su parte los de Juanma Marrube conseguían conectar mejor en ataque, sólo que el poste y un gran Mario Gómez les impedían romper la equidad.

Al poste se le fue a Dani Montes en un duro remate desde fuera del área y lo mismo le ocurría a Juli Caamaño ganando la espalda a su par pero encontrándose con la madera. Insistían y persistían los locales, que tenían momentos de asedio, con dos nuevos postes a disparos de Adri Rivera y de Dani Montes, como sufrían los coletazos de un colista que quería volver a ganar como hizo en la vuelta y que con Moñino y Alberto tuvo la opción de adelantarse.

Y así hasta el fatídico minuto 35 en el que llegaba el 1-2 Javi en un disparo exterior, Álex Pérez que estaba tapado por un rival, no veía salir la bola y le costaba a los locales ponerse por detrás en el marcador. Escenario no deseado por nadie de la parroquia local, que comenzó a cambiar en ciertos sectores los ánimos por murmullos.

Por delante cinco minutos a vida o muerte con portero – jugador y los dos primeros ataques que no salían con Adri Rivera y Carlitos. Bola para el Inter que se iba a por el tercero, pero ahí estaba Anass recuperando en su área, pegándose una carrera de 30 metros y llegando con la energía suficiente para anotar un golazo por toda la escuadra. Gol de rabia del capitán, que rodilla en tierra, antes de llegar a sus compañeros, había conseguido devolver la ilusión a un Primero de Mayo que gritaba y gritaba alentando a los suyos.

Y no se quedaba ahí la cosa porque el juego de cinco seguía y no había otra solución si se quería ganar el partido. En ese mágico minuto 36 balón a Adri Rivera, que se cascó los 20 minutos completos del segundo acto y aún así le quedaba gasolina para soltar un latigazo desde más allá de diez metros para poner el 3-2, la auténtica locura en las gradas talaveranas donde se rebasaba el nivel de decibelios.

Por fin por delante en el electrónico y ahora tocaba defender la acometida rival de ataque en superioridad. Defensa perfecta ante un rival que quizá sobrecargó demasiado sobre el ala izquierdo y ahí había aprendido el conjunto cerámico de errores pasados. Una de las acciones la pescó Álex Pérez y no logró colocarla entre los tres palos, la siguiente el meta la repelió y sirvió de asistencia perfecta a Adri Rivera para, a puerta vacía, hacer un 4-2 que mataba el encuentro a escasos segundos para el final. Talavera nunca se rinde, Talavera sigue luchando. (Prensa Talavera).

 

TALAVERA:  Álex Pérez, Adri Rivera, Juli Caamaño, Anass y Manu Cebrián-cinco inicial-, Dani Montes, Rafita, Peli, Carlitos y Buitre.

INTER B: Mario Gómez, Jon, Daniel, Javi y Moñino-cinco inicial-, Montero, Guille Chimeno, Alberto, Bertín y Charly.

GOLES: 1-0 (min. 3) Juli Caamaño, 1-1 (min. 11) Montero, 1-2 (min. 35) Javi, 2-2 (min. 36) Anass, 3-2 (min. 36) Adri Rivera y 4-2 (min. 40) Adri Rivera.

ÁRBITROS: Jesús Almeida León y Raúl Santana Santana (Las Palmas). Amonestaron a los locales Dani Montes, Manu Cebrián, Ángel Alarcón (delegado) y Juan Antonio Rubio (encargado de material). Por parte visitante vieron la amarilla Alberto, Daniel, Moñino, Antonio Fernández (entrenador) y Alejandro Bravo (preparador físico).

PABELLÓN: Pabellón Primero de Mayo (Talavera de la Reina). Antes de arrancar la cita se guardó un minuto de silencio en memoria de Natalia Muelas, hermana del capitán del Enertel FS Talavera, Alberto Muelas.

 

 

Utilizamos cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario.